¡Oferta! Pack Iniciación Ver más grande

Pack Iniciación

Nuevo

El Brumizador recoge el aire, las partículas del polvo, las causantes del mal olor, los ácaros… filtra la suciedad en el agua y expulsa el aire limpio y perfumado.

El pack iniciación es ideal para empezar a usar tu Brumizador y probar los aromas.

Con sólo unas gotas de esencia en este difusor de perfume, podrás perfumar hasta 80 metros de estancia de forma eficaz.

Más detalles

46,95 € impuestos incl.

Tarjeta de crédito
Tarjeta de crédito

Más información

Este pack contiene un brumizador de 400ml color beige moteado y 6 esencias de 10 ml de los aromas mas vendidos (puede que no coincidan con los que aparecen en la fotografía)

Las esencias de 10 ml están recomendadas para probar aromas, una vez que te decidas por los aromas que te gustan, te recomendamos que utilices las Esencias 50 ml, ya que perfuman con mas intensidad y salen mas rentables.

Como usar tu Brumizador.

Pon agua (del grifo o mineral, nunca destilada) en la cubeta transparente, llenándola hasta la marca de max., añade 20 gotas de bruma (esta cantidad es orientativa para empezar, según tu olfato es posible que necesitas más o menos gotas). Conecta la bola a la corriente, pulsa el botón de encendido y ¡a disfrutar del perfume!

Puedes tener tu bola de olor hasta 8 horas seguidas funcionando con toda seguridad, de hecho, te recomendamos que cuanto más horas seguidas la tengas funcionando mejor, ya que moverá mayor cantidad de aire por lo que te perfumará más y purificará más tu atmósfera.

Solo tienes que tener cuidado de que el agua no baje de la marca min., ya que puede romper el motor, pero hasta que eso pueda suceder pasarán más de 24 horas.

Cambio del agua.

Puedes tener la bola funcionando varios días con la misma agua y aroma, pero notarás como el día que le cambias el agua te huele mejor.

Para cambiar el agua, vacía la cubeta, sécala muy bien con papel de cocina (no utilices estropajos ni detergente y ni se te ocurra meterla en el lavavajillas), vuelve a poner agua, aroma y a ¡disfrutar!